CAPTURAN A EX POLÍCIA QUE ASESINÓ AL GRAFITERO EN BOGOTÁ

0
218

Luego de estar cinco años huyendo de la justicia, el CTI de la Fiscalía capturó en las últimas horas al destituido patrullero de la Policía Nacional Wilmer Alarcón Vargas, quien en 2017 fue condenado a 37 años de prisión por el asesinato del joven grafitero Diego Felipe Becerra, en hechos ocurridos en Bogotá, en 2011.

Diego Felipe Becerra, quien tenía 16 años de edad, murió por un disparo que le propinó Alarcón Vargas, la noche del 19 de agosto del 2011, en el puente de la calle 116 con avenida Boyacá.

El caso estuvo marcado porque, como lo encontró la justicia, varios uniformados quisieron hacer pasar al joven por un supuesto atracador que había perpetrado un robo en una buseta de servicio público, pero el menor solo estaba pintando un grafiti y fue atacado cuando estaba indefenso, al tratar de huir del lugar.

La Fiscalía presentará a Wilmer Alarcón Vargas ante un juez de control de garantías para legalizar su captura.

En mayo pasado el Tribunal Superior de Bogotá ratificó la condena de 37 años, 6 meses y 1 día de prisión por homicidio agravado contra el expolicía.

En 2016, el juzgado 38 administrativo oral del circuito de Bogotá ordenó al Ministerio de Defensa y a la Policía Nacional indemnizar  a los padres del joven por su muerte.

En esa sentencia, el juzgado señaló que hubo una alteración de la escena del crimen y que el homicidio del menor no habría ocurrido por una legítima defensa de Alarcón, quien había afirmado que el grafitero supuestamente le había disparado mientras huía tras atracar una buseta.

“Se encuentra demostrada la falla en el servicio, en atención al manejo irregular por parte de los miembros de la Policía Nacional, tanto de la situación en la cual resultó fatalmente herido el joven, como de la posterior alteración de la escena de los hechos para encubrir el uso indebido de la fuerza, que produjo la muerte de Diego.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí